El selectivo español juega con las subidad y las bajdas mientras camina cojo, ya que Repsol y Sacyr han sido suspendidas de cotización antes del inicio de sesión. Además, los inversores parecen recoger con escepticismo otra medida templada para los mercados: el aumento de fondos del FMI mediante aportaciones de la eurozona por valor de 150.000 millones, y esperan con ansia la última subasta de deuda del Tesoro. Así pues, el Ibex 35 sube un 0,45% hasta los 8.290 puntos. En el mercado de divisas, el euro mantiene el soporte de los 1,30 dólares y la prima de riesgo se suaviza por debajo de los 330 dólares.


Los inversores están nerviosos, parece que la decisión de la eurozona acordada ayer para contribuir con 150.000 millones al Fondo Monetario Internacional (FMI) no convence del todo. Esta aportación se realizará en forma de préstamos bilaterales para que el organismo pueda ayudar mejor a los países en dificultades. Además, hoy el Tesoro español llevará a cabo la última subasta de deuda con la prima de riesgo suavizándose hasta los 329 puntos básicos. Este martes se intentarán colocar 4.500 millones en letras a 3 y 6 meses.

Si bien, los verdaderos protagonistas del día son Sacyr y Repsol, que han sido suspendidos de cotización antes de la apertura de mercado. Al parecer, Sacyr habría llegado a un acuerdo con sus bancos acreedores para que éstos se queden con la participación del 20% que tiene en la petrolera y por la cual contrajo con ellos una deuda que no ha conseguido pagar. Ayer Sacyr cerraba en los 4,02 euros y Repsol en los 22,17 euros.

Entre tanto, los bancos medianos y las energéticas se ubican en la cola de la tabla. Endesa se deja un 0,61%, Popular un 0,58% y Gas Natural un 0,31%.

En cambio, IAG se revaloriza un 1,30% y Abengoa un 1,08%.

En el grupo de los blue chips, Telefónica pierde un 0,90%, Iberdrola un 0,11%, mientras que los grandes bancos suben. BBVA se apunta un 0,63% y Santander un 0,88%.

En el Mercado Continuo…
Banco de Valencia
levanta cabeza tras varias sesiones de fuertes caídas por anunciar que no pagaría los intereses de una emisión de participaciones preferentes. La entidad financiera levantina sube un 12,71%.

Al otro lado encontramos a Inypsa, que pierde un 8%.