Las aerolíneas tendrán en 2009 pérdidas netas superiores a los 4.700 millones de dólares (3.308 millones de euros) -calculados en marzo- y la recuperación deberá esperar al menos a 2011, adelantó hoy el presidente de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), Giovani Bisignani. Bisignani dijo a los periodistas en Kuala Lumpur, donde del 7 al 9 de junio se celebrará la Juan Anual de la IATA, que el crecimiento económico no ha regresado todavía, pese a cierto optimismo en el mercado financiero, y que el precio del petróleo mantiene un camino ascendente. "Estas son malas noticias", afirmó Bisignani, quien precisó que "es difícil de imaginar antes de dos años" que las compañías aéreas vuelvan a los beneficios.