Standard & Poor´s redujo el jueves su calificación sobre la deuda a largo plazo de Portugal a BBB desde A-.

Mantuvo, no obstante, la nota a corto plazo en A-2. Las notas permanecen en observación con implicancias negativas.

La agencia tomó la decisión después de la salida del primer ministro José Sócrates tras ser rechazado su plan de ajuste del déficit en el parlamento luso.