La gasolina de 95 octanos se ha encarecido en lo que va de año en España el 33,2%, en tanto que en la zona euro el precio medio de este combustible ha subido el 23%, según datos del Boletín Petrolero de la Unión Europea. Esta disparidad ha provocado que se haya recortado sensiblemente la distancia entre el coste en surtidor del litro de gasolina en España y el precio medio al que se vende en los dieciséis países que comparten el euro. Así, si en enero este carburante era el 20% más barato en España, ahora la diferencia con la zona euro es del 14%, seis puntos inferior.