El presidente de la AEB considera que el sistema actual no permite enfrentarse a la crisis de manera efectiva.
Miguel Martín, presidente de la Asociación Española de Banca ha asegurado que la fragmentación que existe ente las políticas monetarias y fiscales dentro de la Unión Europea es uno de los factores clave que impide anticiparse a las crisis y lo que es aún peor, no favorece la resolución de las mismas una vez han estallado.
 
En un encuentro organizado por KPGM, Expansión y CUNEF, centro de estudios financieros el presidente de la AEB aseguró que a diferencia de lo que ocurre en otros mercados, la situación europea “es más compleja por la fragmentación en su Gobierno".
 
Todo ello debido a que la política monetaria está en manos del BCE mientras que las políticas fiscales las llevan los distintos países y la regulación tiende a ser común.