La agencia de calificación crediticia Fitch Ratings ha rebajado el 'rating' de Berkshire Hathaway, la firma de inversión dirigida por Warren Buffet, que pasa a 'AA' desde 'AAA', por las dificultades del entorno económico y la concentración de liderazgo en manos del 'Oráculo de Omaha'. La agencia de 'ratings' considera "incompatibles" con la estabilidad necesaria para la máxima calificación crediticia el potencial de ganancias de Berkshire y la volatilidad de capital vinculada a la exposición de la compañía a los mercados.
Asimismo, la rebaja de calificación refleja las preocupaciones de la agencia respecto a los riesgos para la compañía vinculados a la presencia de un "hombre clave" como Warren Buffet en la toma de decisiones y la búsqueda de oportunidades de inversión.

"Fitch considera que el historial de resultados a largo plazo de Berkshire y la capacidad de la firma para identificar operaciones atractivas están intimamente ligados a Buffett", señala la agencia, que considera que tal grado de concentración no es consistente con la máxima calificación.

La decisión de Fitch forma parte de una amplia revisión de las calificaciones del sector asegurador y de servicios financieros bajo nuevos criterios de riesgo a la vista del actual entorno económico, que, en opinión de la agencia, provoca que la máxima calificación crediticia no sea apropiada para las compañías con orientación financiera.

De este modo, la compañía dirigida por el carismático inversor se suma a la lista de otros colosos como General Electric que han perdido la máxima calificación crediticia en las últimas semanas. En concreto, GE vio ayer rebajada la nota de S&P, que se había mantenido en el máximo nivel desde 1956.