El Banco Central Europeo (BCE) suministró en abril a las entidades financieras residentes en España fondos por un valor de 67.434 millones de euros, el 7,2 por ciento menos que en marzo, según los datos publicados hoy por el Banco de España. El descenso implica que ha comenzado a relajarse el mercado interbancario y que las entidades no necesitan acudir de forma masiva al banco europeo en busca de financiación. En marzo, el volumen facilitado por el BCE a las entidades españolas mediante subastas semanales de crédito ya se redujo respecto a febrero y se situó en 72.709 millones de euros, y hace un año, en abril de 2008, el importe fue de 47.940 millones de euros.