La filial británica de la firma financiera dirigida por Bernard Madoff, condenado a 150 años de prisión por perpetrar la mayor estafa individual de la historia en EEUU, Madoff Securities International, no será finalmente procesada por las autoridades británicas al considerar que no existen suficientes evidencias incriminatorias, según informó la oficina contra el fraude de Reino Unido (SFO). La SFO precisó que ha completado su investigación sobre Madoff Securities International, la filial británica de la estructura de inversiones de Bernard Madoff, así como sobre las acciones de sus directivos y anunció que tras el cuidadoso análisis de las evidencias disponibles decidió "no emprender acciones contra la entidad o contra sus directivos al considerar las evidencias insuficientes para proporcionar una perspectiva realista de condena".