El parqué americano vuelve a sonreír en la apertura, motivos tiene pues el paro sigue disminuyendo en el país, el BCE mantiene tipos en Europa y la economía estadounidense goza de buena salud, según la Fed. Por todo ello, el Dow Jones avanza desde principio de sesión un 1,21% hasta los 10,018 puntos, el Nasdaq un 1,69% y el S&P 500 un 1,58%. En el mercado de divisas el euro se cotiza a 1,20 dólares y, en el de materias primas, el barril de petróleo a 74,51 dólares.
Ayer por la tarde la Reserva Federal declaró en su Libro Beige que la economía estadounidense experimentó una mejora “moderada” durante los meses de abril y mayo, así como el mercado laboral, si bien, las palabras de Ben Bernanke reflejaron un optimismo latente en el progreso del país.

Una de las razones de mejora de su visión positiva la encontramos hoy en los datos semanales de subsidio por desempleo, pues las peticiones de ayuda por paro bajaron la semana que dejamos atrás en 3.000 personas, acorde con lo esperado por los expertos.

Como no mal que por bien no venga, la fortaleza del dólar hizo que en abril el déficit comercial cayera a 40.290 millones de dólares, después de que las importaciones de petróleo se encarecieran y las exportaciones disminuyeran un 0,7%. Si bien, esta cifra está por debajo de lo que esperaba el mercado.

En la sesión del miércoles a BP le dieron hasta el carnet de identidad. La petrolera, si no es castigada en los juzgados, sí en el parqué. La presión política por el derrame de crudo y los rumores de posible suspensión de dividendo le costaron ayer un descenso del 16% en su cotización. Hoy recupera gran parte de lo perdido sólo unos minutos después de la apertura del mercado americano. Avanza un 10,15%.

Para el mercado de divisas, hoy Goldman Sachs ha rebajado sus expectativas sobre el cruce euro/dólar. La entidad financiera prevé que el euro se sitúe en los 1,15 a 3 y 6 meses y en 1,25dólares en un año.