La Reserva Federal de EEUU (Fed) confirmó hoy que reembolsará al Tesoro de EEUU 46.100 millones de dólares (31.802 millones de euros) procedentes de los 52.100 millones de dólares (35.942 millones de euros) de beneficio con los que la institución emisora concluyó el ejercicio 2009, el más alto en los 96 años de historia de la entidad. La normativa del banco central estadounidense obliga a los bancos de la Fed a transferir su beneficio neto al Tesoro después de abonar los dividendos preceptivos a los bancos miembros, que en 2009 alcanzaron los 1.400 millones de dólares, mientras que otros 4.600 millones de dólares se destinaron a equiparar el capital aportado