La Reserva Federal estadounidense ha aportado 2.750 millones de dólares al circuito bancario en operaciones a 24 horas. Las tasas aplicadas variaron entre 4,957% y 5,070% en función de la calidad de los activos presentados en garantía por los bancos. La Fed aceptó papeles comerciales por 340 millones de dólares sobre créditos hipotecarios, que originaron la actual crisis en los mercados financieros.