El presidente de la Reserva Federal de Chicago, Charles Evans, dijo que espera que la economía estadounidense crezca entre un 3,0 y un 3,5 por ciento en el 2010, pero que la baja inflación dará espacio a la Fed para mantener su política relajada por un periodo prolongado. El próximo año "definitivamente será un mejor año" que el 2009, dijo Evans el lunes al canal de televisión CNBC en una entrevista. Sin embargo, Evans comentó que espera que la tasa de desempleo suba levemente "unas pocas décimas" en el 2010. Evans, que tuvo derecho a voto en las reuniones del Comité Federal de Mercado Abierto este año, dijo que "periodo prolongado" para la Fed significa en torno a tres ó cuatro reuniones de política monetaria.