¿Quién no se ha dado alguna vez un capricho? Ese objeto que durante cierto tiempo pasa a ocupar un lugar privilegiado, la niña mimada de cualquier cartera de inversión, en este caso. Hablamos de valores caros en términos de precio de cotización de sus acciones y caros siempre para Occidente y a los que Japón, no obstante, mira por encima del hombro. La élite llega a la bolsa de la mano de compañías como CAF, Google, Apple, Roche o LVMH; sólo para los bolsillos más desahogados.

Es el lujo del mercado, aunque nadie desayuna con diamantes sólo por dejarse una riñonada en los títulos de una compañía. Mientras que algunos analistas aseguran que el precio de un valor no debe determinar la actuación de un accionista minoritario, no es menos cierto que el aspecto psicológico en un mundo especulativo es casi una bomba de relojería a la hora de tomar decisiones. “Para el pequeño inversor no suelen ser objeto de deseo porque al ser valores caros generan una especie de ilusión monetaria a la inversa. Es más atractivo tener 1.000 acciones de algo que vale 6 euros, que 25 de algo que cuesta 235 euros”, asegura Miguel Cedillo, director de Análisis Técnico.com. Aunque lo cierto es que en un mundo de oportunidades, es incluso posible hacerse con una fracción del título de una compañía “mediante la utilización de CFDs”, como reseña Javier Flores, analista de Dracon Partners EAFI, que no ve “ningún motivo por el cual un inversor deba fijarse en el precio de una acción”, sino más bien “en las variaciones que experimentan” los títulos de una compañía.


Los ricos de España: CAF, a la cabeza
Es un clásico, aunque no por ello demasiado atractivo. CAF, compañía de ferrocarriles, no conoce aquello de cotizar a precios para el vulgo. Lo suyo son los grandes números y sus acciones se pagan hoy a 413 euros. Fuera de la pura dinámica de los mercados, CAF se beneficia de “una fuerte demanda a nivel mundial gracias al desarrollo de mercados emergentes,” asegura Javier Flores, que ve a la compañía sobre “un nicho de mercado en clara tendencia alcista”.

En su caso concreto, se cumple el prejuicio de que valores caros suponen menor liquidez. Susana Felpeto, analista de Atlas Capital, sostiene, de hecho, que “ni le interesa aumentar su liquidez, en la medida en que su presencia en bolsa” se debe a razones que poco o nada tienen que ver con la cotización, tales como “aumentar su visibilidad o el acceso al crédito de la compañía.” Aún así, es un valor que “seguirá dando beneficios a medio plazo”. Flores recomienda “comprar con objetivo por encima de 500 euros para 2011”.

Acciona ocupa el segundo escalón. Lejos, eso sí. Sus acciones se pagan ahora a 75 euros después de que haya experimentado un proceso de corrección “dado que cotizaba por debajo de su valor”, según Felpeto. Desde Atlas Capital se mantiene “positivos sobre Acciona”, gracias en parte a que “el mercado ha dejado de mirarla como si fuerauna constructora” más volcada ahora en la parte 'verde' de su actividad.


Europa, lujo y complementos
No hay un sólo valor que suba de 300 euros. Europa está de rebajas y las compañías más caras no dejan de ser opciones de inversiones hasta para las carteras más apretadas. Dentro del viejo continente, aparecen toda una amalgama de valores que van desde firmas de lujo y moda, como LVMH o H&M, pasando por farmacéuticas, como Roche, o aseguradoras, como Allianz o Munich Re y más ahora, en tiempos de catástrofes naturales. Empezando de más a menos...

H&M. El mayor competidor de Inditex se paga a más de 230 euros cada título, aunque “sus resultados han sido decepcionantes” en comparación con la emporio de Amancio Ortega, según Javier Flores, que señala que “la clave está en la gestión de los costes, como el algodón, el petróleo o el transporte”. La recomendación desde Dracon Partners EAFI es vender a los precios a los que cotiza en Europa, para volver a entrar por debajo de 200 euros.

LVMH. Se paga a 120 euros el título después de vivir una “semana espectacular”, asegura Cedillo, que, desde un punto de vista técnico, ve cómo el valor “se dispara al alza, llegando a cotizar por encima de los 129 euros para iniciar un movimiento de corrección que le lleva a buscar de nuevo su directriz alcista de medio plazo.” El soporte más inmediato son los 101/100 euros que de perderlos buscaría los 97 euros. Por contra, las resistencias se encuentran en los 122 euros y 129 euros, donde buscaría los máximos de todos los tiempos.

Bastante crítica se muestra Susana Felpeto con este valor, al que no recomienda entrar, dado que “no ha corregidoo nada y su comportamiento ha dado a entender que el sector es mucho más inelástico que otros”. El desarrollo de las economías emergentes es fundamental para este valor en la medida en que una mayor clase media implica también mayores ventas para el sector del lujo, sobre todo, con la vista puesta en China y Brasil. En este sentido, desde Análisis Técnico.com se recomienda “mantener” en tanto en cuanto se persiga “una estrategia a medio/largo plazo, pero siempre siguiéndolo muy de cerca puesto que, en caso de no superar sus máximos, podríamos ver correcciones fuertes”. Dracon Partners sitúa el precio objetivo de comprar en los 130 euros.

Zurich Financial. Está a punto de caer si pierde el soporte e inmersa, como nuestro Ibex 35, en la más absoluta lateralidad. “Se aproxima peligrosamente a la base del canal dentro del que se mueve y el nivel crítico a vigilar son los 225 francos suizos. Si pierde ese nivel, podemos buscar el apoyo en los 184,21 francos suizos”, indica Miguel Cedillo. Mientras, sus resistencias en la directriz bajista a corto “se encuentran en los 252 y 257 francos. Se puede intentar comprar algo más abajo, en los 225 francos, colocando un stop muy ceñido y con un precio objetivo de 274 francos”.

Roche. A 145 euros y dentro de un sector que gusta hasta a los más críticos. Desde Deutsche Bank, Diego Jiménez Albarracín, ya apostaba la semana pasada por el sector químico y farmacéutico, sobre todo, alemán como valores donde estar a medio plazo. En el caso de Cedillo, no tiene dudas: es el gráfico que mejor aspecto presenta. “La acción se mueve dentro de un canal lateral, con ligera pendiente alcista, con la base del canal en los 130 francos”. Los soportes los localiza en los 130,50 francos, pero debería superar los 166 francos “como paso previo a ver niveles más altos”.

Javier Flores recomienda mantenerse al margen del valor a la espera de que “el ciclo económico avance” dado que observa dentro de Roche “una fuerte actividad de búsqueda de producto, adquiriendo licencias, y a la espera de operaciones corporativas. Además, el recorte de costes generalizados, dará grandes alegrías.”

Allianz & Munich Re. En el mundo de las archiconocidas aseguradoras en tiempos de desgracias naturales, Susana Felpeto asegura que Allianz presenta mejores perspectivas a corto/medio plazo, a pesar de que no se encuentran demasiado cómodos dentro de las compañías de seguros.


EEUU y el imperio de la tecnología
Todo es ya 2.0 en el mercado americano. Los valores más caros son quizás también los más reconocidos a nivel internacional. Hablamos de Google, Apple o Amazon como las compañías que lideran el lujo norteamericano sin que por ello a sus accionistas les tiemble el pulso.

Google. Es, con diferencia, una de las compañías más caras en términos de precio de sus acciones, 542 dólares, aunque nada tiene que ver con valores similares siguiendo este criterio, como CAF, donde la liquidez brilla por su ausencia. Felpeto pronostica un muy buen comportamiento tanto a Apple como a Google, cuyos 203 millones de dólares, los mueve con menos de 400.000 títulos.

“Tras conseguir revalorizarse más de un 40% en el segundo semestre de 2010, todo apunta a que Google podría estar consolidando la subida para una vez que los indicadores hayan descargado la sobrecompra acumulada, retomar la tendencia primaria alcista que viene desde Noviembre de 2008,” apunta Eduardo Vicho, de M&M Capital Markets EAFI. Técnicamente, Google se encuentra “inmersa en un canal lateral cuyo suelo pasa por los 550 dólares y donde la principal zona de resistenca se sitúa entre los 630 y 640 dólares.”




Gráfico cotización Google
Fuente: M&M Capital Markets


IBM. 120 dólares el título de la firma de ordenadores. Eduardo Vicho define a IBM como “uno de los referentes del Dow Jones” teniendo en cuenta, dice, que “la ponderación de los componentes del Dow depende del precio de la acción y no de su capitalización de la compañía, tal y como, por ejemplo, en nuestro Ibex 35.”

Desde finales de 2008, cuando iniciara su senda alcista, IBM ha registrado una revaloración del 80%. Ahora cabe esperar que “la superación de los 130 dólares” para “prolongar el movimiento alcista en el que se encuentra la compañía y llevar a los títulos a probar su máximo histórico establecido cerca de los 135 dólares. Mientras IBM no pierda la base del canal (que actualmente pasa por 126,90 dólares) la tendencia sigue siendo claramente alcista.”





Gráfico cotización IBM
Fuente: M&M Capital Markets


Mastercard.
Estandarte de la recuperación económica. Todo aquel que crea en la salida de la recesión, debe ser fiel deboto de las tarjetas de crédito. Susana Felpeto liga el convencimiento optimista sobre el ciclo económico, para que Mastercard sea considerada una buena opción de compra.

Sin embargo, para Eduardo Vicho la cercanía del techo del canal le lleva a mantenerse prudente y a la expectativa para entrar en el valor. Frente a su encarnizada y más directa competidora, VISA, Mastercard "está más barata por ratios fundamentales y continúa inmersa en una tendencia alcista que comenzó a finales de 2010.” Desde entonces, sus acciones se han revalorizado un 30%. “En el muy corto plazo podría ser buen momento para reducir nuestra exposición a dicha compañía ya que la resistencia más cercana se encuentra a menos de un 5% de distancia y el principal soporte lo encontramos un 10% aproximadamente por debajo de los niveles actuales.”




Gráfico cotización Mastercard
Fuente: M&M Capital Markets