La economía de Rusia se contraerá un 10,2% interanual en el periodo enero-mayo, respecto a  2008, según la agencia de noticias Interfax,  que cita al viceministro de Economía, Andrei Klepach.  Sólo en mayo, el PIB se contrajo un abultado 11% interanual, afectado principalmente por la caída de la inversión, que cayó más de un 20%.  La previsión oficial del gobierno para la economía rusa establece una contracción para este año del 6,8%, pero Klepach dijo que lograr ese objetivo sería "un acto heroico para nuestra economía".