El Gobierno se ha quedado corto en sus previsiones y la economía no caerá un 0,3% en 2010, sino el doble, hasta el 0,6%, mientras que el paro no dejará de crecer hasta 2012. Además, el Ejecutivo no habrá hecho los deberes en 2013 y el déficit será del 4,2%, más de un punto superior al exigido por Bruselas, del 3%. Así lo aseguran los Analistas Financieros Internacionales (AFI) en sus últimas previsiones económicas, que abarcan hasta el año 2013 y que muestran un panorama más pesimista que el del Ejecutivo.