El Comité de Dirección de Caja Castilla-La Mancha ha aprobado en su reunión de hoy el cierre de un total de 42 oficinas de la entidad situadas fuera de la comunidad por criterios de rentabilidad.