La deuda pública en circulación se redujo unos 7.000 millones en 2007, hasta 308.000 millones de euros, y su saldo se situó en el 36,2% del PIB, lo que supone una reducción de más de tres puntos y medio frente al año anterior y representa el nivel más bajo en 21 años. Según ha indicado hoy el Ministerio de Economía y Hacienda en un comunicado, estos resultados, publicados en la Memoria de Mercados Financieros y Deuda Pública 2007, crean un "marco propicio" para el desarrollo económico a corto y medio plazo, y permiten ampliar el margen de actuación para hacer frente a los riesgos del sostenimiento de las finanzas públicas a largo plazo.