La deuda hipotecaria de las familias siguió moderándose en julio y ascendió a 671.692 millones de euros, un 0,7% más que en el mismo mes del año anterior, lo que supone el menor aumento de toda la serie histórica, según datos del Banco de España. Además, el incremento interanual se situó tres décimas por encima del registrado en junio (1%), más de tres puntos por debajo del experimentado en enero (4%) y casi siete puntos por debajo del incremento del 7,1% registrado en julio de 2008.