Las deudas contraídas por las familias en España para adquirir una vivienda siguieron moderándose en junio, aumentaron el 0,9%, lo que supone, la menor subida desde que existen datos comparables disponibles, en 1996. Según las cifras publicadas hoy por el Banco de España, estas deudas ascendieron a 670.112 millones de euros en junio, lo que supone, además, un descenso del 0,04% en relación con el mes anterior. Asimismo, el ritmo de aumento de junio es nueve veces menor al de hace un año, cuando creció el 8,1%.