La deuda de Telefónica "no es un problema" y el plan de refinanciación de la compañía, "que se encuentra entre los más ambiciosos, ha concluido", afirmó hoy el director general de finanzas de la empresa, Santiago Fernández Valbuena, ante los inversores en un caonferencia en Londres. Señaló que a junio de 2007, la deuda neta de la multinacional era de 53.000 millones de euros y que entre 2006 y el primer semestre de 2007 ha amortizado 7.000 millones. Señaló que el ratio deuda neta más compromisos sobre el resultado operativo antes de amortizaciones (Oibda) está entre el 2 y el 2,5.