El endeudamiento de las familias españolas descendió ligeramente (-0,6% en tasa interanual) en 2009 y se situó en 949.956 millones de euros, mientras que su riqueza financiera aumentó un 9,3%, hasta los 802.100 millones de euros, según datos del Banco de España. Por su parte, la riqueza financiera fue aumentando a lo largo del año y cerró el ejercicio en 802.100 millones de euros, un 9,3% más que la cifra registrada en el mismo periodo de 2008.