La destrucción de empleo se desacelerará en los próximos meses, de modo que en julio habrá aproximadamente 18,9 millones de trabajadores ocupados, lo que supone unos 200.000 menos que los registrados en la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre, según Afi-Agett Según este informe los datos del paro registrado y la afiliación de abril, menos malos que los de meses anteriores, y algunos indicadores, como la confianza de los consumidores, aunque no hacen prever por ahora un "cambio rápido" en el ritmo de deterioro del empleo, supone que éste se estabilizará en los próximos meses. Desde enero de 2009 "se observa una progresiva disminución de la destrucción de empleo mes a mes", destaca el estudio, y añade que lo peor de la destrucción de empleo en términos interanuales "podría haber pasado", aunque la economía esté todavía lejos de crear empleo.