La demanda de combustibles de automoción en los cinco primeros meses del año se situó en 12,02 millones de toneladas, lo que supone una caída del 9,2% con respecto al mismo periodo del año anterior, según datos recogidos por Europa Press correspondientes al último Boletín Estadístico de Hidrocarburos de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores).
Este descenso es cinco décimas inferior al registrado hasta abril, del 9,7%, y recoge los efectos de un primer trimestre marcado por una caída de la demanda.