La demanda de combustibles de automoción en los cuatro primeros meses del año se situó en 9,54 toneladas, lo que supone una caída del 9,7% con respecto al mismo periodo del año, según según datos recogidos por Europa Press a partir del último Boletín Estadístico de Hidrocarburos de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores). Este descenso es una décima inferior al registrado hasta marzo, del 9,8%, y recoge los efectos de un primer trimestre marcado por una caída de la demanda "muy notable", señala el boletín. Los meses posteriores a abril se caracterizan por un repunte estacional en el precio de los combustibles.