Iberdrola ha colocado en Estados Unidos una emisión de bonos por valor de 2.000 millones de dólares (1.378 millones de euros) después de recibir solicitudes por valor de 6.600 millones de dólares, más del triple y ha incorporado 180 nuevos inversores. La colocación se hizo en dos tramos de 1.000 millones de dólares a un plazo de cinco y diez años. Con esta operación Iberdrola pretende reforzar su solidez financiera para crecer en el mercado estadounidense. El título de Iberdrola bajó ayer en el Ibex 35 un 0,77% hasta los 6,44 euros.