La posibilidad de que Bruselas archive bajo ciertas condiciones las actuaciones contra Italia por obstruir la fusión entre Abertis y Atlantia (antigua Autostrade) abriría la puerta a futuras operaciones corporativas, pero dejaría impune la actuación pasada. Según los expertos, si el caso de Abertis se archiva bajo el compromiso de que no se van a repetir este tipo de obstrucciones, podremos ver operaciones así en el futuro, pero no se resuelve el tema de Abertis-Autostrade.