La cuenta corriente de la eurozona registró en diciembre su primer superávit desde julio de 2009, debido a las positivas balanzas de bienes y servicios, de acuerdo con los datos publicados el viernes por el Banco Central Europeo.