Los cinco grandes de la banca -Santander, BBVA, Caja Madrid, 'la Caixa' y Banco Popular- alcanzaron un beneficio neto conjunto de 15.694 millones de euros en 2009, lo que supone un descenso del 10,7% respecto a los 17.581 millones registrados en 2008, según datos de las entidades recogidos por Europa Press. La gran banca padece en sus resultados tanto la delicada situación económica y financiera a escala mundial como los efectos del parón inmobiliario y del desempleo en España, lo que le ha llevado a engordar de forma voluntaria su colchón de provisiones en más de 5.300 millones de euros.