La crisis económica que atraviesa el país ha elevado el número de parados de larga duración en 824.100 personas, hasta los 1,2 millones, lo que supone un incremento del 210% y convierte a España en el líder europeo de paro estructural, según la alerta mensual elaborada por la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett) y Ceprede.
Esto quiere decir que el 68% del paro de larga duración se ha generado durante la crisis y que siete de cada diez desempleados que llevan mucho tiempo sin trabajo lo son desde que comenzó la crisis económica (tercer trimestre del 2007).

Además, el número total de parados de larga duración sobre el total de desempleados (4,1 millones) se sitúa en el 29,52% frente al 20,6% que registró hace un año, cuando la tasa volvió a emprender la ruta alcista tras haber bajado en los años anteriores.

De esta forma, ha regresado a niveles de 2001, ya que tres de cada diez desempleados llevan más de un año buscando empleo, mientras que hace un año sólo dos de cada diez parados se encontraban en esa situación.

El número total de parados de larga duración se situó en el tercer trimestre en 1.217.300 personas, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), lo que supone un aumento del 11,7% respecto al trimestre precedente.

En el último año, el número de parados en esta situación aumentó en 681.400 personas (+127,2%), encadenando así su séptima subida consecutiva desde que en el primer trimestre de 2008 abandonara la tendencia a reducirse.

De este modo, la tasa de paro de larga duración alcanzó el 5,29% en el tercer trimestre del año, más del doble de la registrada en el trimestre anterior (2,34%), lo que, según Agett y Ceprede, muestra una de las "facetas más duras" del deterioro de la situación laboral en España.

A su parecer, destacan las crecientes dificultades para encontrar empleo ya no sólo a corto plazo sino también a medio y largo plazo, ya que el "fuerte incremento" del tercer trimestre de 2009 es el más elevado desde el cuarto trimestre de 1993.

LAS MUJERES TARDAN MÁS EN ENCONTRAR EMPLEO

Por colectivos, las mujeres son las que mayor peso soportan del desempleo de larga duración en el total de parados (33%), aunque están siendo los hombres los que más rápidamente están viendo aumentar su tasa, con un crecimiento del 172,8% en el último año.

Así, la tasa de paro de larga duración de las mujeres es del 6%, mientras que la de los hombres es del 4,7%. A pesar de esto, Agett y Ceprede afirman que la brecha en materia de género en este tipo de desempleo no se está ampliando, sino que más bien se ha reducido hasta los 1,3 puntos.

Según la edad, el colectivo donde más pesa el paro de larga duración es el de los mayores de 45 años, aunque el crecimiento más elevado se está produciendo en el colectivo de los jóvenes, que ha pasado de 82.600 parados a más de 200.000 en el último año.

LA TASA MÁS ALTA DE LA UE


De hecho, los menores de 25 años presentan una tasa de paro de larga duración del 8,7%, y es el único grupo que supera la media nacional, seguido de los mayores de 45 años (5,2%), los comprendidos entre 25 y 35 años (5,1%) y los de entre 35 y 45 años (4,54%).

Por comunidades autónomas, Canarias es la región con la mayor tasa de desempleo en este sentido (9%), casi duplicando la media nacional, seguida de Andalucía (8,2%), Extremadura (7,1%) y la Comunidad Valenciana (6,3%). En el lado contrario se sitúan Baleares (3,1%), Aragón (2,8%) y Navarra (2%).

En el contexto europeo, la tasa de paro de larga duración española es la mayor de los países del entorno, superando a la media de la UE-15 en más de un punto y la cuarta más alta de la UE-27, después de Croacia, Hungría y Eslovaquia.