La construcción de viviendas nuevas en Estados Unidos ha registrado en abril un aumento del 2,5 por ciento, hasta alcanzar un ritmo anualizado de 1.528 millones de unidades. Sin embargo, los permisos de construcción han caídoun 8,9 por ciento, el mayor descenso en 17 años.
Los permisos de construcción, es decir, el indicador de actividad futura, han caido ese 8,9% en abril hasta 1.429 millones, la mayor caida en 17 años. Esto lleva al indicador a su nivel más bajo en una década.