Toll Brothers, la mayor constructora estadounidense de viviendas de lujo, facturó 817,9 millones de dólares (528,7 millones de euros) en el segundo trimestre de su ejercicio fiscal, un 30% menos que en el mismo periodo de 2007, según los resultados preliminares publicados hoy por la compañía. Las preventas del grupo a 30 de abril alcanzaron las 2.080 viviendas, un 50% menos, mientras que el número de contratos netos, tras cancelaciones, sumaron 929 hogares, un 44% menos, por un importe de 494,4 millones de dólares (321 millones de euros), un 58% menos. Asimismo, el precio medio de venta disminuyó un 24,8% respecto al mismo periodo de 2007, hasta situarse en 534.000 dólares (345.200 euros).