El grupo constructor austríaco Strabag, uno de los cinco más importantes de Europa, abrió hoy el período de suscripción para salir a bolsa en Viena este otoño. La empresa aumentará el número de sus acciones a 114 millones y está preparando la venta de 9,2 millones de títulos antiguos, en una operación que moverá un capital de entre 1.180 millones y 1.350 millones de euros, informaron fuentes de la empresa. Los tres accionistas principales del grupo, el banco Raiffeisen, la familia austríaca Haselsteiner y el oligarca ruso Oleg Deripaska poseerán en el futuro un 25% cada uno, y el resto será repartido entre otros accionistas. Deripaska adquirió en abril de este año un 30% de la empresa, por lo que fue aplazada la salida a bolsa en ese momento hasta el otoño. En total se pondrán en venta, probablemente a partir del 19 de octubre, hasta 28,2 millones de acciones, cuyo precio oscilará entre los 42 y 48 euros cada una, comunicaron las fuentes.