La constructora Ploder ha sido hoy declarada en concurso voluntario de acreedores con un pasivo de unos 330 millones de euros por el Juzgado de lo Mercantil número 9 de Madrid. De la deuda total de Ploder, unos 220 millones corresponden a entidades financieras y los 110 millones restantes, a proveedores.