La construcción de viviendas nuevas en Estados Unidos ha registrado en mayo un descenso del 2,1 por ciento hasta alcanzar un ritmo anualizado de 1,474 millones de unidades, según ha comunicado el Departamento de Comercio. La previsión de los analistas era de 1,475 millones. Por su parte, los permisos de construcción (indicador de actividad futura) han crecido un 3 por ciento en mayo hasta 1,5 millones, frente a la previsión de 1,48 millones. La construcción de viviendas de abril ha sido revisada a la baja.