Un total de 324.000 viviendas se empezaron a construir en Francia entre marzo de 2009 y febrero de 2010, un 17,3% menos que en el mismo periodo un año antes, según los datos hechos públicos hoy por el Ministerio de Ecología.
La caída fue del 18,8% para las casas individuales, que fueron 171.000 en total, mientras que en el caso de los pisos el descenso fue del 17,4% con 134.000 unidades, explicó el Ministerio en un comunicado.