La construcción de viviendas registró el pasado año un retroceso del 16,5% en Alemania, hasta 176.000 unidades, lo que supone 39.000 menos que en 2007, informó hoy la Oficina Federal de Estadística. El organismo público con sede en Wiesbaden, en el centro del país, destacó que desde 1995, cuando se construyeron 603.000 viviendas, el retroceso en ese sector inmobiliario ha sido del 70%.