La fabricación de coches en el Reino Unido se redujo el 17,9 por ciento el pasado mes de julio con respecto a un año antes, retroceso sensiblemente menor al registrado en junio, cuando la contracción fue del 30,2 por ciento. Según los datos publicados hoy por la Sociedad de Fabricantes y Comerciantes del Motor (SMMT, en sus siglas en inglés), la producción de automóviles acumula desde enero una caída del 45,8 por ciento, mientras que en el caso de los vehículos comerciales, como camiones y furgonetas, el descenso alcanza el 63,8 por ciento. El descenso, el más reducido del año, situó la producción mensual de automóviles en 107.635 unidades y la anual, en 518.375 unidades.