La contrucción de nuevas viviendas ha caído un 10,2% en septiembre y se ha situado en 1,19 millones en tasa anual ajustada, el nivel más bajo desde marzo de 1993. En tanto, los permisos de construcción, que son el barómetro que anticipa la evolución de los próximos meses, han caído un 7,3 por ciento, para situarse en 1,23 millones, la cifra más baja desde julio de 1993.