La administración concursal de Air Madrid todavía está pendiente de emitir el informe definitivo con el listado de acreedores y las cantidades que debe la compañía debido a la congestión que sufren los Juzgados Mercantiles, cuando se cumplen casi tres años de la suspensión de la licencia que tuvo lugar el 16 de diciembre de 2006.