La confianza de los consumidores alemanes mejorará en julio hasta los 8,4 puntos tras los 7,4 puntos registrados en junio, según el instituto económico alemán para estudio del consumo GfK. Según el sondeo mensual del centro, la población alemana confía en la continuidad del buen devenir de su economía. La disposición al consumo de los 2.000 encuestados del estudio ha aumentado por tanto por cuarta vez consecutiva en Alemania.