La confianza del consumidor estadounidense mejoró en agosto, tras haber marcado un mínimo récord, debido a que los precios de la gasolina cayeron por debajo de los 4 dólares el galón. Sin embargo, continuó el pesimismo por los temores sobre el empleo y la vivienda, de acuerdo con el índice Investor's Business Daily y TechnoMetrica Market Intelligence. El optimismo del consumidor se elevó a 42,8 puntos en agosto desde los 37,4 de julio, mínimo en los siete años de historia del sondeo.