La confianza del consumidor estadounidense subió en mayo a su nivel más alto en ocho meses después de que las tensiones en el mercado laboral disminuyeran, aunque permanece todavía en niveles bajos, según la Conference Board.  Así se situó en los 54,9 puntos en mayo.
El instituto de investigación económica Conference Board destacó que su índice mensual sobre la confianza del consumidor estadounidense subió en mayo a 54,9 puntos desde el dato revisado al alza de 40,8 puntos de abril, su mayor subida intermensual desde abril de 2003.

 Los economistas esperaban que el índice se situara en 42 puntos.