La confianza del consumidor británico tocó en julio su nivel más alto de los últimos 14 años. Según el instituto GfK NOP los consumidores se volvieron más opitistas ante la idea de que lo peor de la recesión ha terminado. El índice aumentó 2 puntos, hasta -25, el mejor dato desde abril de 2008.