La confianza del consumidor en Alemania registró un ligero descenso en noviembre hasta situarse en los 4 puntos, tras los 4,2 puntos de octubre, según informó hoy el instituto alemán GfK. No obstante, las expectativas económicas siguen la tendencia ascendente que comenzaron en octubre, gracias a una percepción más optimista de la economía por la evolución de los indicadores macro de las últimas semanas, que apuntan a una recuperación más rápida que lo previsto anteriormente. Los consumidores alemanes, sin embargo, tienen menos confianza en su propia situación económica debido al incremento de los problemas del mercado laboral, "aunque la temida caída del empleo está lejos de materializarse".