La confianza del consumidor estadounidense ha perdido fuerza en junio según el índice elaborado por el centro de estudios Conference Board, que descendió hasta los 103,9 puntos, desde los 108,5 enteros revisados a la baja del mes precedente. Los analistas esperaban una caída menor, hasta los 105,5 enteros.