La confianza de los consumidores británicos en marzo cayó dos puntos y volvió al mínimo récord de 41 tras el ligero repunte de febrero, según datos publicados el miércoles por Nationwide. Nationwide señaló que el subíndice de falta de confianza en la situación actual de los consumidores, que también cayó a un mínimo récord de 19 en mazo, fue el principal responsable del descenso del dato general. El dato indica que las informaciones sobre destrucción de empleos en la actual recesión económica están pesando en el ánimo de los consumidores y los últimos informes muestran que la tendencia no mejorará en los próximos meses. El martes, Royal Bank of Scotland Group PLC anunció que recortaría otros 9.000 empleos en los próximos dos años. La Cámara de Comercio Británica dijo el martes que espera que el número de desempleados en Reino Unido toque techo en 3,2 millones en el tercer trimestre de 2010.