La Comunidad de Madrid incrementará en un 20% la deducción autonómica por la compra de vivienda habitual nueva, bonificará en un 20% el importe del impuesto de matriculación de vehículos nuevos y suprimirá el Impuesto de Actividades Económicas para ayudar a los sectores más afectados por la crisis. Así lo ha anunciado hoy la presidenta regional, Esperanza Aguirre, tras la reunión del Consejo de Gobierno que ha aprobado un anteproyecto de Ley de medidas fiscales donde se contemplan estas tres medidas, cuyo objetivo es estimular la compra de automóviles, motocicletas y viviendas nuevas y ayudar a unas 50.000 empresas madrileñas. De la deducción del 20% en la compra de vivienda se beneficiarán el primer año unos 30.000 madrileños y se calcula que más de un millón lo harán en años sucesivos.