La compraventa de viviendas se redujo un 24,9% en 2009 con respecto a 2008, hasta un total de 414.811 operaciones, de las que el 53,2% se realizaron sobre viviendas nuevas y el 46,8% sobre inmuebles de segunda mano, según informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).