El presidente ejecutivo de AT&T, tratando el tema de su proyecto de compra de T-Mobile, dijo que “el acuerdo impulsará la capacidad de la red y mejoraría el servicio de dispositivos tales como el iPhone de Apple”.


“La adquisición mejorará la capacidad de la red inalámbrica de AT&T en un 30% en algunas de las mayores ciudades de Estados Unidos”, explicó Randall Stephenson hoy en un evento en el Council on Foreign Relations de Nueva York. “También podría reducir las tarifas en las llamadas realizadas desde el extranjero”, añadió. Y es que, según las palabras del CEO de AT&T, “esta transacción es muy eficiente para la mejora del servicio de red”.

AT&T con la compra a Deutsche Bank de T-Mobile, creará la compañía de telecomunicaciones inalámbricas más importante de EE.UU., tras unir la segunda y cuarta más importantes respectivamente. Es importante recordar que esta decisión se encuentra todavía sujeta a aprobación regulatoria.

Como parte de la compra, está presente el objetivo de desplegar su tecnología inalámbrica de alta velocidad, “ayudando a lograr el propósito de U.S. Federal Communications Commission de ampliar la banda ancha disponible”, informaron desde AT&T.

La cotización de AT&T a las 19.06 horas, está incrementándose en un 2,86% hasta poner el precio de su acción en 30,91 dólares. Por su parte, Apple cae en torno a un 0,68% hasta situar su acción en 348,58 billetes verdes.