Tras al aprobación de los nuevos presupuestos para 2013 en el parlamento griego, la Comisión Europea ha dicho que el pago del próximo tramo del rescate está cada vez más cerca.

Grecia necesita recibir otro pago de la ayuda urgente de 31.500 millones de euros para no suspender pagos.

"La Comisión celebra la adopción anoche por parte del parlamento griego del presupuesto para 2013", ha dicho el portavoz de Asuntos Económicos, Simon O'Connor.

El Ejecutivo comunitario explicará esta tarde al Eurogrupo el grado de cumplimiento por parte de Grecia de las condiciones impuestas a cambio de la ayuda urgente y contribuirá a la discusión sobre cómo reducir la carga de la deuda griega y financiar la asistencia extra que necesita Atenas, ha dicho O'Connor.

El propio presidente griego, Andonis Samarás, había advertido de que las arcas públicas podrían quedarse secas el próximo 16 de noviembre, cuando el Estado debe abonar 5.000 millones de euros en vencimientos de deuda, por lo que el Gobierno ha decidido hacer una emisión extraordinaria de letras del Tesoro a cuatro semanas el próximo martes.

El recorte aplicado a las cuentas públicas de 2013 será de unos 9.500 millones de euros.